sábado, 9 de febrero de 2013

150 palabras (noche, hipopótamo y sillón). Recuerdos

Al calor de la chimenea, sentado en su sillón favorito, se puso a recordar aquellas tardes de primavera y verano en las que se reunía toda la familia para hacer cosas juntos. Los planes siempre eran muy divertidos, rutas de montaña en primavera o comidas campestres. En verano también iban a la playa, les encantaba jugar todos juntos en la arena haciendo castillos o bañarse saltando las olas. También recordó aquel día que fueron a pasar al zoo, había sido increíble ver todos aquellos animales. A la mayoría solo los conocían de verlos en libros y documentales. Se había quedado alucinado con la melena de los leones, el cuello tan largo que tenían las jirafas y también con lo grandes que eran los hipopótamos. Sin darse cuenta había caído la noche. Se recostó en su sillón para dormitar otro rato. Estaba en un duermevela tan placentero que no le apetecía levantarse aún.





13 comentarios:

  1. Que bueno es hacer planes en familia :-) Que pases una buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que son estupendos y más cuando te lo pasas genial. Feliz arranque de semana!!

      Eliminar
  2. Mmmm, ese estado de me despierto pero no, me levanto pero que cómoda estoy hace mucho que no lo experimento, pero me ha encantado recordarlo. Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii. es estupendo. Que pena que no pueda prácticarse tan a menudo como nos apeteciera. jejeje

      Eliminar
  3. El Zoológico... La verdad es que no me gusta ver a esos pobres animalitos encerrados!! Pero para un niño verlos tan cerca debe ser alucinante... Yo también quisiera tener un sillón de cómodo como ese.
    Feliz Domingo de Carnaval!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que a mí también me da mucha penita, pero me venía muy bien para introducir al hipopótamo en las historia.
      Feliz Lunes!!

      Eliminar
  4. Genial cuento, tengo muchisimas ganas de llevar a mi peque al zoo y ver la cara que pone al ver los animales que tantas veces ha visto en la tele :). un besote y feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustaría llevarla aunque me da penita verlos así enjaulados. Cuando sea un poco mayor, a ver si nos damos un supermadrugón y vamos hasta Cabarceno que por lo menos están en libertad.
      Feliz semana!!

      Eliminar
  5. Sentarse en un sillón un día de invierno sin hacer nada más que recordar es genial. Hace tanto que no lo hago!
    Yo también tengo ganas de llevar a mi peque al zoo, aunque no soy muy fanática de los zoo reconozco que es increíble para los peques ver en vivo y en directo a todos esos animales que han visto en la tele o en los libros.
    Un abrazo y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una tarde de frío y casi nieve como las que nos están acompañando, se agradece el calorcito de la chimenea desde un maravilloso sillón y si lo acompañamos de un chocolate ... mmm ... que pasada!!
      Yo también opino lo mismo de los Zoos pero para que los peques puedan verlos ... es lo que nos queda.
      Besitos y Feliz semana!!!

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar